Sobre el alquiler de casas bajo el Régimen de Condominio en Costa Rica

Los propietarios de casas bajo el Régimen de Condominios que desean alquilar su filial a un tercero, deben tomar en cuenta una serie de aspectos legales a la hora de formalizar el contrato para evitar problemas futuros.

De esta forma, el propietario deberá necesariamente incluir en el contrato de arrendamiento una cláusula o referencia sobre la obligación del arrendatario o inquilino de cumplir con el Reglamento Interno del  Condominio.

Para esto, en el contrato de arrendamiento se indica que el Reglamento Interno del Condominio es parte esencial del contrato, y que el incumplimiento de algún punto del Reglamento, será causal suficiente para finalizar el contrato.

Asimismo, en el momento de la firma, es recomendable que firmen tanto el contrato de alquiler como una copia del Reglamento Interno, para evitar inconvenientes futuros, como por ejemplo, que el inquilino alegue desconocimiento del Reglamento o que nunca tuvo una copia del mismo.

Por último, es obligación del propietario notificar al Administrador del Condominio sobre el alquiler y facilitar las calidades de los miembros de la familia, teléfonos de contacto así como de los números de placas de los vehículos, para control del mismo Administrador y para los oficiales de seguridad.

En caso de incumplimiento del Reglamento por parte del arrendatario o inquilino, el Administrador del Condominio deberá informar en primera instancia al inquilino, y en caso de negarse a cumplir con lo señalado, se procederá a notificar al propietario de la filial.

Un ejemplo práctico de lo anterior, podría ser el caso de unos inquilinos extranjeros que decidieron alquilar una casa en Condominio pero desconocían que en dicho Condominio era prohibido tener razas de perros considerada como “razas peligrosas” dentro de las cuales el mismo Reglamento citaba la raza rottweiler. Ellos tienen un perro de esta raza, pero el propietario de la filial no les mencionó de la existencia del Reglamento ni les indicó de dicha prohibición, por lo que cuando se mudaron a la nueva casa, tuvieron problemas con el Administrador del Condominio y con los condóminos, lo que ocasionó que tuvieran que rescindir el contrato y que buscar otra opción de vivienda.

Lo importante es buscar el equilibrio y el buen funcionamiento del Condominio, evitando las situaciones previsibles, como en el caso del alquiler de casas bajo este régimen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− 2 = cinco


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>