7 hábitos de los Administradores de Condominios altamente efectivos

El modelo de los 7 hábitos de Steven Covey de la gestión y del liderazgo es una teoría aplicable para los Administradores de Condominios. 

En su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, Covey señala que no importa cuantas personas se supervise, ya que al final solo se puede cambiar a uno mismo, por lo que la mejor inversión que puede hacer cualquier persona, es ir desarrollándose a sí mismo por medio de una serie de hábitos que lo harán mejor persona y líder.

Es decir, que los cambios vienen de uno mismo. Ya bien lo había dicho Einstein en su frase “si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”

Actualmente, las organizaciones, sean grandes o pequeñas, necesitan mentes positivas y cambios de paradigmas , para ver resultados distintos.

Es precisamente por medio de este libro que Covey simplifica de una forma precisa, como instaurar nuevos hábitos que le permitan encaminarse hacia sus objetivos.

Un hábito está en la intersección de tres componentes que se solapan: el Conocimiento, las Habilidades y el Deseo (o actitud). El Conocimiento le indica qué hacer y por qué. Las Habilidades le enseñan cómo hacer las cosas. El Deseo es la motivación, sus ganas de hacerlas.

Ahora bien, siguiendo esta línea de ideas, y retomando la figura del Administrador de Condominios, como líder de una organización que tiene a cargo el control, supervisión y el bienestar de sus miembros (entiéndase los condóminos) es que se analizará cada uno de los 7 hábitos y su influencia en la Administración de Condominios.

Hábito 1: Ser proactivo

El Administrador de Condominios debe ser una persona proactiva, con iniciativa, y que esté comprometido con su labor; y muy importante, que mantenga ese compromiso a lo largo de sus funciones.

El Administrador con iniciativa no significa que debe ser insistente, sino reconocer su responsabilidad de hacer que las cosas sucedan y de resolver los problemas que se le presenten.

Cuando el Administrador tome la decisión correcta, ésta debe resultar necesaria, con principios correctos y que realice o finalice la tarea inicial.

Las mayores quejas de los Condominios respecto al Administrador reside mucho en este hábito, ya que el Administrador no realiza sus labores o lo hace con el mínimo esfuerzo o dedicación.

En muchos casos, esta situación surge por la inexperiencia en administrar y manejar personal, ya que no cuentan con la preparación adecuada.

Por esto, cuando un Condominio analiza la opción de cambiar de Administración, es importante que tomen en cuenta la experiencia, la preparación académica, la disponibilidad y las referencias, ya que cualquiera se puede hacer llamar Administrador, y en la práctica, esto puede generar bastantes inconvenientes al Condominio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 × = ocho


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>